MARÍA FERNANDA THOMAS DE CARRANZA

5 enero 2024

IN MEMORIAM

El viernes próximo pasado, 29 de diciembre de 2024, tras unos días de ingreso hospitalario, fallecía en Madrid, María Fernanda Thomas de Carranza, viuda- palabra que a ella no le gustaba y que no volveré a usar- del célebre pintor Pepe Caballero (Huelva 1913-Madrid 1991).

María Fernanda Thomas de Carranza, hija de los marqueses de Sala de Partinico, nació en Madrid el 22 de septiembre de 1932. Su padre, a quien siempre recordaba con emoción, el coronel don Enrique Thomas y de Luque (1883-1965), descendiente de la nobleza mallorquina, la animó a que estudiara y así lo hizo, licenciándose en Ciencias Políticas en la U.C.M., formando parte de una promoción en la que era la única mujer.

Ya desde entonces su inclinación fue hacia la izquierda, a pesar de pertenecer a una familia conservadora de abolengo. Según las indicaciones de algún dibujo, conoció a Pepe Caballero hacia 1948. En todo caso desde los cincuenta está junto a él y ayudando y resolviendo las exposiciones- en torno a cincuenta- que hizo el pintor onubense, en Italia, Portugal, Suiza, Francia y entre nosotros.

Es necesario advertir – para evitar equívocos- que en los años de su esplendor todo el mundo conocía al pintor como Pepe Caballero. Un hipocorístico que no gustaba nada a María Fernanda, que siempre prefería José Caballero. Pero, mientras vivió y para el mundillo del arte era Pepe Caballero, nombre que luego heredaría José Manuel Caballero Bonald, a quien en las últimas décadas todos conocíamos por Pepe Caballero. Del mismo modo que no le hacía ninguna gracia que la llamarán Marifer, sino María Fernanda.

Aunque tuvieron relaciones desde los cincuenta, no se casarían hasta 1964, boda que tuvo lugar en Denia, donde la familia de María Fernanda estaba muy arraigada. Mujer activa, independiente, luchadora, con carácter, no sólo se dedicó a promocionar la obra de su marido, sino que trabajó para la revista La moda en España y para otras, ejerciendo la crítica de arte y formando parte de las asociaciones profesionales como AECA y AICA.

Hasta la guerra civil la trayectoria de Pepe Caballero, entrelazada con la generación del veintisiete y amigos, discurre por unos cauces. A causa de la guerra sufre un parón y en la posguerra ha de replantearse distintas formas y actividades para seguir desarrollando su clamorosa creatividad. ¡La entidad de la obra de Caballero merece un estatus que hoy no tiene por razones diversas y que es de justicia rectificar!

Tras la muerte de Pepe Caballero, ordenó todo su legado y organizó cuarenta y siete exposiciones con sus fondos, algunas de ellas internacionales. Y aunque hubiera algún comisario o encargado, la realidad es que ella ejercía las labores de comisaria de cada exposición ordenando o intentando mostrar la obra que ella prefería.

A partir de que Pepe Caballero, de la mano de Federico García Lorca, entra como pintor de la Barraca, haciendo figurines, telones y escenografías, el número de notables que conoce es enorme. Por ello María Fernanda tuvo relación con Picasso, Pablo Neruda, Rafael Alberti, Gabriel García Márquez, don Daniel Vázquez Díaz, Rafael Botí, José Bergamín, Luis María Anson, Manolo Rivera, Canogar, Luis Rosales, Ridruejo, Panero, Caneja, don Jaime del Valle-Inclán, Isabel García Lorca …

En el 2006, María Fernanda crea la Fundación José Caballero-Thomas de Carranza con el objetivo de conservar, difundir y poner en valor la obra de Pepe Caballero, así como el conjunto de la colección que fue atesorando el matrimonio. Y consigue hacer exposiciones de su obra en España. Portugal, Argentina, Uruguay, Paraguay y Chile.

Fue una mujer guapa, vivaz, activa, que nunca perdió ese allure aristocrático que la distinguía,pero llana, campechana, al menos con quienes la frecuentábamos. En los últimos tiempos Raúl Estévez fue sus manos y sus ojos en torno al legado de Caballero. María Fernanda era una institución en el mundo del arte y una generadora de energía y acción. La echaremos de menos y esperamos que la Fundación siga su marcha, a pesar de su ausencia que se hará notar.

                                                                                              Tomás Paredes

Presidente de honor de AICA Spain

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies